Monta tu plataforma de Ecommerce en 15 minutos

azure_prestashop_00

Las tiendas online están en plena ebullición de crecimiento. El volumen de facturación y ventas realizadas a través de estas plataformas no para de incrementarse. Convirtiéndolas en un canal de operaciones comerciales de primer orden.

Por ello la demanda de sitios de Ecommerce es cada vez mayor, y las plataformas se multiplican. A lo que hay que sumar las capacidades de escalado y coste por uso que ofrece el despliegue en Cloud.

Por ello, en este artículo, describiré la instalación de una tienda virtual en formato máquina virtual sobre Azure.

Prestashop en Azure

PrestaShop nació en 2007 con la misión de ofrecer un software de e-commerce basado en estrategias de innovación de código abierto. Está construido en PHP y se distribuye bajo una licencia de código abierto que ha fomentado una numerosa y activa comunidad de desarrollo a su alrededor.

El 1 de Julio de 2016, se publicó la alianza estratégica entre PrestaShop y Microsoft para incluir máquinas virtuales oficiales dentro del MarketPlace de Azure; y sobre la que trata este tutorial.

El único pre requisito que necesito es tener una cuenta de Azure, con cualquier tipo de suscripción que permita adquirir software del MarketPlace (no estoy seguro si las cuentas de prueba lo permiten).

Instalación de la VM

Arranco creando un grupo de recursos propio sobre el que implementar la máquina virtual apropiada. Para ello añado un nuevo recurso; en la caja de búsqueda introduzco “Prestashop”, selecciono el objeto “Prestashop X.X.X.X LAMP” y pulso en el botón crear que está abajo a la derecha.

azure_prestashop_01

El “*Wizard*” que se me muestra está compuesto por cinco fases de configuración diferenciadas, siendo la primera en donde introduzco los datos principales de mi máquina virtual. Tengo que tener especial cuidado con el usuario principal y su contraseña, que es con lo que entraré más adelante en la máquina virtual vía SSH.

azure_prestashop_02

La segunda acción es escoger el tamaño adecuado de la VM. En mi caso he escogido una la más pequeña que me aconseja, que me consumiría unos 40€ al mes si la tuviera funcionado 24/7.

En el tercer paso configuro la cuenta de almacenamiento, la red y la sub red virtual, la ip (que le digo que sea estática) y el grupo de seguridad. A todo le cambio el nombre para evitar el espantoso nombre que pone por defecto. Pero eso son manías mías.

azure_prestashop_03

Más adelante tendré que volver por aquí.

La cuarta pantalla es para validar todos los datos de configuración que he introducido. Y poder hacer una última revisión de ello.

azure_prestashop_04

Por último, y lo más crítico, es la adquisición de la infraestructura. Según se lee, al ser un producto de la MarketPlace, no puedo cargarlo a mis suscripciones. Ósea, que toca pagarlo de la tarjeta de crédito.

Pero en realidad, y por lo que llevo con mi tienda online funcionando, sí que me carga el consumo contra el saldo incluido en las suscripciones MSDN que poseo. Lo cual es un verdadero alivio.

azure_prestashop_05

Al pulsar adquirir, Skynet se pone a trabajar. Y en unos pocos minutos tengo mi flamante máquina virtual instanciada y funcionando. Pero antes de entrar a iniciar el asistente de instalación de PrestaShop, debo ir a configurar el nombre DNS de mi IP estática, para poder acceder a la tienda por url y no solo por IP.

azure_prestashop_06

Configuración del eCommerce

Ahora sí, entrando en la IP o la URL de la VM desde un navegador, accedo a la pantalla de instalación de PrestaShop. La cual, en unos pocos click, me deja la plataforma funcionando.

azure_prestashop_07

Aquí vuelve a tener una importancia crucial el email y contraseña que escoja. Si la olvidara, me vería obligado a reinstalar la VM.

azure_prestashop_08

En la pantalla de creación de la base de datos, no me debo olvidar de comprobar que la base de datos esté conectada.

azure_prestashop_09

¡Y ala! vuelve a ponerse a trabajar Skynet hasta que se muestra la pantalla de finalización que me permite acceder a la Tienda o a el panel de Administración.

azure_prestashop_10

Sin embargo, aún queda un paso más antes de poder entrar en el mismo, ya que tengo que eliminar el directorio Installer físicamente. Lo que significa conectarme remotamente a la VM que, además, es Linux.

Para lo cual me he bajado la aplicación Bitvise, que es un excelente cliente SSH.
Introduzco la IP, y el login y password de la VM (la primera que metimos en Azure) y abro una consola remota.

En la consola lo primero que hago es obtener todos los privilegios por medio del comando Sudo -i, y en la imagen a continuación se ven todos los comandos necesarios para realizar el borrado.

azure_prestashop_11

Ahora sí, desde la pantalla de finalización de la instalación de Prestashop accedo al panel de administración en donde debo meter las credenciales que definí anteriormente (la de PrestaShop, no la de Azure).

azure_prestashop_12

Conclusión

Por fin tengo mi tienda virtual funcionando, pero no es nada más que el principio del trabajo, que empieza por la actualización urgente a la última versión estable superior.

azure_prestashop_13

Pero eso ya te lo dejo a ti…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s