¿Merecen la pena las Oculus Rift en un simulador de automovilismo?

Assetto-Corsa-Oculus-Rift-Ferrari-1

Que soy un fanático de los videojuegos, es algo que no puedo ni quiero ocultar. Le dedico bastante de mi tiempo libre. Y me encanta especialmente los de Rol/Acción y, sobre todo, los de competición de motor.

Tengo un volante/pedalera medio (unos 350€), un equipo de gaming también medio (i5/8Gb/1060GTX3Gb.), y un TV de 37 pulgadas.

Pero, me he leido por un montón de sitios sobre las ventajas y desventajas de las gafas de Virtual 3D, y me estoy pensando seriamente el comprar unas Oculus Rift en su primera versión comercial.

¿Dónde probarlas antes de comprar?

Con esto de los “jueguecitos” de motor, llevo años y años corriendo en ligas virtuales (en LFS-Spain, iRacing o simracers.es), y eso significa obligatoriamente estar pendiente de todo blog o canal de youtube que trate el tema, para no quedar descolgado de tantas novedades.

En especial me ha gustado la página de www.simracer.es, y desde la que he conocido una aventura empresarial de simracing, muy orientado a los e-sport, y en donde vi la oportunidad clara de probar unas Oculus justo en el tipo de uso que más me interesaba.

Así, les envíe un correo y concerte una sesión de una hora con el simulador más potente, y con Oculus (32€/h).

Con muchas ganas me planté en Boadilla del Monte (en Madrid) a la hora acordada, y me recibió Juan A. Balcázar. No solamente un excelente anfitrión, sino también un apasionado del Simracer y con una visión muy profesional y completa del estado actual de este e-sport. Además de un excelente piloto.

El simulador es alucinante. El coste debe de superar los 6.000€ en cada uno de los cuatro puestos, y es una auténtica pasada. Pero una pasada de las de verdad. Y cuando te sientas, se nota inmediatamente de que la cosa va muy en serio.

Introducción a las gafas

oculus_simracer

Juan estuvo un rato contándome cada una de las piezas del simulador. Dándome consejos y preparando el Asseto Corsa, en donde iba a correr con las Oculus.

Me senté en el baquet y sentí que la posición de conducción es más para Rally que para un fórmula; teniendo en cuenta que tengo grabado a fuego las vueltas que me dí en el Jarama en un F3.

Pero llegan las Oculus, y me centro en las sensaciones.

Son ligeras, de hecho en la hora que estuve dando vueltas, no me molestaron ni por el peso ni porque se movieran. Eso sí, dan calor. O más bien, te ponen a sudar.

Las propias gafas, al tener una posición y colocación muy similar a unas gafas de submarinismo, producen calor en la cara; también volante (el motor de una fresadora) también genera calor que se une al esfuerzo de moverlo durante la carrera. Y, por último, el mareo.

Todo ello me hizo sudar como un pollo, siendo bastante incómodo sentir como me bajaban las gotas de sudor por toda la cara, hasta la barbilla.

Lo de ponerse un ventilador para la cara, o el aire acondicionado bastante fuerte, no es ninguna tontería.

Por otro lado, me parece una excelente idea el haber quitado los audífonos integrados en la Oculus, y ponerme unos buenos cascos inalámbricos. Para dar una mayor sensación de realidad, dos shakers de 200w.  a cada lado del baquet,  me hacen vibrar hasta la médula de los huesos cuando acelero a tope.

Monza en un fórmula

ASC_Monza_Tafus

La primera sensación es quedarme boquiabierto. Lo de la inmersión no hay palabras para describirlo. Estoy dentro del coche, literalmente. De hecho, ya me empiezo a marear al rechinarle a mi cerebro el estar sentado en una posición tipo rally (espalda recta, sentado en L), cuando la vista me grita que estoy tumbado sobre la espalda.

Es brutal, bestial, no tengo palabras. Ahora entiendo eso que tanto leía sobre el tema de la escala. Es que estoy en Monza, dentro del cockpit y, cuando inclino la cabeza para mirar el lateral del formula y las ruedas, me quedo esperando la sensación de tocar con la cara el borde de la carrocería.

Después de unas últimas indicaciones, me pongo en marcha y en la primera curva me encuentro con un movimiento del punto de visión, totalmente mareante…, producido por la configuración del simulador que, pensado para pantallas planas, movía la mirada virtual hacia adentro de la curva, y se agitaba a alta velocidad.

En cuanto lo configuramos bien, la cosa mejoró mucho. Pero aún así seguía habiendo un pequeño “deslizamiento” del punto de visión, que seguí notando durante toda la sesión y que me produjo un leve mareo.

Otra cosilla que también tuve que pedirle a Juan, fue que no me hablará. No porque lo que dijera no fuera siempre muy interesante, si no porque mi cerebro chillaba cada vez que, yendo a tope por el circuito dentro del fórmula, me sonaba una voz detrás y a la derecha.

Todo esto es porque la sensación de inmersión es total, y cualquier detalle no natural produce cortocircuitos en las neuronas.

Nurburgring… salvaje.

ASC_Nurburgrin_Toyota

La verdad es que me lo estaba pasando en grande con el formula, con ajustarme al vértice, con mirar a la salida de la curva, con el excelente tacto del simulador, y a extrañar solamente las fuerzas laterales.

Vamos una gozada.

Pero ya más acostumbrado a la inmersión, pedí irme al “Infierno verde” con un Toyota de calle, con poco más de 160cv y muy dócil y tranquilo.

¿Porqué?, se preguntará todo aquel que haya llegado hasta aquí en este largo artículo –demostrando que le gusta el simracing. Pues básicamente porque quería probar la sensación de profundidad en las subidas y bajadas que tanto se comenta de este circuito.

Y porque tengo el sueño de ir un día a hacer unas tandas en la realidad, y siempre que puedo práctico vueltas en virtual.

Otra vez, es brutal. Estas dentro, sin duda. Y la montaña rusa de subir y bajar cuestas me golpeó directamente en mi quejica estómago. Me faltan mucho las sensaciones físicas cuando bajas una pendiente mientras frenas y enganchas acelerando a tope en una cuesta arriba empinada.

Pero antes de parar, con sudor frío por el mareo, cansados los brazos por la fuerza del volante y la pedalera, y bañado en sudor por la concentración y el calor; me llegue a dar cuatro vueltas que he disfrutado como pocas cosas desde hacía tiempo.

Reflexiones y conclusiones

shutterstock_101783026

La primera pregunta que me tuve que contestar fue: ¿Me las compro? Y mi respuesta es un no… todavía.

Me explico.

La sensación es brutal, buenísima, estás dentro y es una auténtica gozada. Es una enorme paso en la simulación de automovilismo. Y en los simuladores de vuelo o espaciales, es un nuevo nivel de realidad.

Pero a mi me marea, y eso ahora mismo me echa un poquito hacia atrás. Sé que con el uso se quita, pero son demasiados euros para encontrarme con que me cuesta más que la media, ya que me mareo también bastante más que la mayoría de las personas.

Lo segundo, y principal, es que le falta el último puntito en calidad de imagen. En mi experiencia y opinión, tres cosas me hacen decidir esperar a la siguiente versión:

  1. Tienes una ventana horizontal de máximo enfoque que te obliga a llevar la cabeza muy en su sitio para tener la mejor vista. Esto es curioso porque soy el único que he leído que se queja de esto. Pero gana importancia ya que, cuando acelero, tengo tendencia a echar la cabeza hacia abajo como haría en la realidad, y me salgo del punto de vista bueno y se desenfoca todo un poquito, lo que significa un poquito más mareo.
  2. Es oscuro. Todo tiene una luz tenue y, para mi gusto, demasiado oscura. Puedo entender los motivos, pero me resulta muy apagado.
  3. Y lo peor, la vista en la distancia es pésima. Es como correr con niebla. El cartel de 100 metros lo ves bien, a 200 casi no se lee, pero a 300 es que no se percibe ni el inicio de la curva.

Por todo ello, y a pesar de que me encantan, voy a esperar a la siguiente generación, que tenga una mejor resolución. Y mientras, me daré más de un “garbeo” por vracing para correr o con Oculus o con tres monitores.

Merece la pena.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s